SUPERVISIONES

La supervisión (o control) es uno de los pilares de la práctica clínica. Su función consiste en interrogar la dirección de la cura, es decir, las producciones del paciente y la posición del analista o del acompañante terapéutico en relación a su acto, el cual causa el trabajo del paciente.


Es habitual que en este entramado advengan preguntas u obstáculos que dificulten tu posición o, simplemente, te interroguen y quieras compartirlas para ponerlas a trabajar. Red Palestra te ofrece un espacio donde pensar tu clínica y donde armar la lógica de tus casos, la supervisión es ese espacio.

Te proponemos algunas preguntas que podrían ayudar a guiar el trabajo:
¿Qué nos demanda el paciente?
¿A qué lugar soy convocado en el vínculo transferencial?

¿Por qué mis intervenciones no tienen efectos?
¿Podemos ubicar con precisión el síntoma?

Entendemos que, recorriendo estas y las preguntas que tengas, la supervisión será también un espacio potencial de formación y contención donde el profesional se encuentre acompañado en la soledad de su práctica.